Y nuevamente nos encuentra el día del perdón pensando y repensando en el año que paso. A quien lastimamos., quien nos lastimo, que queremos repetir en el nuevo año y que queremos erradicar para siempre de nuestras vidas.

Son días para reflexionar, para hacer una profunda introspección, para reencontrarnos con nuestro yo mas intimo. En los últimos años no me cambia mucho la variable Ayuno/ No ayuno, a la pregunta de rigor con cada persona que nos cruzamos: Estas ayunando?, le respondería: Estoy pensando.

No es un pensar desde la razón, sino desde el fondo mismo de las entrañas, desde la esencia que me define y me hace ser la persona que soy y empezar cada día a acercarme un poco mas a la que quiero ser.

A quien debería pedir perdón este año? no quiero repetir formulas, no quiero mandar cadenas impersonales a mis contactos en las redes, no quiero decir frases hechas. un amigo muy querido sostiene que el primer paso para perdonar es Perdonar Te, entender nuestra responsabilizad en los vínculos, y amigarnos con nosotros mismos antes de encarar las disculpas hacia un otro. es mas complejo de lo que parece, porque tiene que ver con mirarnos profundamente y con entender que ni la felicidad ni la tristeza están en el afuera. puede sonar muy NewAge, pero adhiero totalmente a esta manera de mirar la vida. me corrijo, estoy empezando a entender que es la única manera de poder vivir una vida plena, con sentido,con un propósito firme para mi y para los demás.

En el ultimo tiempo empece a pensar mucho en como quiero trascender, no es por mis obras, ni por mi trabajo, no, no. Quiero ser recordada por mi actitud hacia la vida y entonces, implica acercarme lo mas posible a este ideal que planteo. quiero ser recordada con una sonrisa, como una persona que vivió honestamente, que brindo y se brindo a los demás, que no puso palos en la rueda a nadie, que disfruto cada momento, que atravesó dolores y tristezas, como todos y que se levanto mas sabia, con el saber de vivir intensamente y no simplemente dejar pasar.

No quiero una vida de apariencias, y no me refiero solo a lo material, no quiero tener que atarme a un modelo preestablecido que establece como hay vivir, quiero absoluta libertad para sentir aquello que quiero sentir.

Este día del perdón, intento perdonarme a mi misma, intento alejarme de cualquier desborde que haya podido tener, intento elegir con quien quiero transitar mis días, mis momentos y mi futuro , porque aunque pienso en la trascendencia SE que me quedan muchos mañanas por vivir.

Por un día del perdón pleno de sentido!!