Saludo a todos los que me siguen aunque no esté de viaje, aunque no los lleve a pasear por otras culturas. Cuando volví me propuse encontrar la belleza, la reflexión y el cuestionamiento en lo cotidiano y en ese camino estoy, por eso les agradezco que me acompañen y que sientan que tengo algo para decir y compartir con los demás.

Sin embargo tome una decisión con respecto a mi blog. Cuando esté en Buenos Aires voy a publicar una vez por semana: los días Viernes para ser mas exacta. esto me permite elaborar y pensar más en lo que quiero transmitir y a la vez me ordena en un mundo de incertezas. Creo que nos ordena a todos tener algunas cosas estructuradas entre tanta cosa que es incierta, y que no podemos, ni queremos, y a mi entender no debemos, controlar.

Una de las cosas que comprendí en mi viaje a India es que las cosas pasan cuando tienen que pasar, cuando estamos preparados para entenderlas y aceptarlas, ni antes ni después: en el momento justo.

Asi que dicho esto, este es mi primer posteo de dia viernes. Cuando viaje prometo escribir mucho más seguido, transmitiendo lo que veo, lo que conozco, lo que me pasa y lo que aprendo en el dia a dia.

Cuando cumplí 40 años muchos, demasiados , me dijeron que a partir de ese momento iba a empezar a tener problemas de la vista.

mis compañeros de ruta!!!

La presbicia empieza a los 40…

-Vas a tener que usar lentes…

-Ya pediste turno con el oculista?…

Pasó ese año, y otro y creo que uno mas cuando un dia me descubrí leyendo con los brazos estirados, alejando los libros para ver mejor,ni que hablar del diario de la mañana. Decidí tomar el toro por las astas ( nunca me gusto mucho esa expresión y no se porque la uso) y busque un médico en la cartilla de Osde. Todos me parecían lo mismo asi que escribi en todos mis grupos de whatsup pidiendo recomendaciones con consignas muy precisas: oculista, que atienda por Osde en la zona de Belgrano, máximo en Palermo.

Termine en uno en Callao y Santa Fe, no se como, pero para gran alegría mía al año o dos se mudó a Cabildo y Palpa, a 7 u 8 cuadras de mi casa. Distancia caminando.

Me receto lentes para ver de cerca, 1,25 de aumento apenitas para ayudarme a ver mejor. En pocos años la graduación iba a llegar a 4 y a incorporar también los de ver de lejos.

Esa instancia vino después de la renovación del registro de manejo en el ACA. Fui a la charla informativa, pase el examen psicológico y cuando llego la revisión oftalmológica me pusieron en pantalla unos números para que dijera cuales eran. La primera línea, con números bien grandes la lei perfecto, la segunda ya me costó un poco y la tercera eran apenas rayitas en un fondo blanco. Pedí permiso y me puse los lentes de cerca. Peor todavía. Empecé a transpirar, creo que adivine dos de los cuatro números y todavia no entiendo porque milagro el examinador me dijo:

-te tendría que negar el registro, te lo doy por cinco años pero haceme el favor, anda al oculista.

Al otro dia pedi el turno y a la semana estaba en el consultorio haciéndome el control y las mediciones. Mi médico me dijo:

-Te voy a recetar lentes de lejos

-Pero si yo veo bien…

-Vos crees que ves bien, cuando te pongas los lentes te vas a dar cuenta lo mal que veías.

Profecía autocumplida: después de los 40 empezamos a ver peor y sin embargo… En el último tiempo empecé a pensar que quizás veo peor pero MIRO mejor, y eso, precisamente eso, me hace ver bien.

Creo que la frase de mi oculista : cuando te ponga los lentes de te vas a dar cuenta lo mal que veias aplica a la vida misma.

Cada tanto tenemos que parar, enfocar, que es mucho más que lo que parece a simple vista.. Poner el foco, poner en perspectiva, focalizar lo que importa, ajustar el lente. Recién en ese momento podremos decir que empezamos a ver bien o por lo menos mejor de lo que lo estábamos haciendo.

Cada tanto la vista se empaña, se ensucia y hay que limpiar los ojos. Igual que los lentes. Yo llevo siempre encima las toallitas húmedas para limpiar mis lentes.

Como se limpian los ojos? No hay toallitas húmedas que los limpien. Tendremos que aprender al impiarlos de otra manera, porque los ojos no mienten. Hay quienes dicen que son el reflejo del alma.

A los 55 años tengo la vista más cansada, necesito los lentes para poder ver bien y sin embargo MIRO mucho mejor, estoy empezando a focalizar.

Quizás no se trate de operarse la vista. Quizás operarse la vista sea toda una metáfora de aquello que no podemos hacer solos.Quizás se trata de sacarnos los velos que nos impiden ver:con dolor, con decisión, con honestidad.

Develar sacar los velos que nos hacen imposible ver bien, que cubren, oscurecen, ocultan.Quizás a determinada edad es tiempo de empezar a correrlos , porque de otra manera nunca vamos a ver bien, vamos a ver únicamente lo que queremos.

Se trata de Mirar… y para eso no hay lente ni oculista que valga.