Hoy nos tomamos un descanso de los templos hinduistas, de los palacios y de los mercados; hoy fuimos al encuentro de la naturaleza: campo de especias y Parque Nacional Periyar.

Viene de explicación este posteo, pido que si no les interesa me lo hagan saber… la idea es que lo hagamos entre todos. A la mañana recorrimos un campo de especias impresionante, hectáreas de plantas aromáticas mantenidas por una familia de la zona.Aprendí varias cosas interesantes que les comparto.

pimienta

Casi todos sabemos que el azafrán es la especia más cara. Lo que no nos imaginamos es porque. aca va la explicación: para extraer 500 gramos de azafrán se necesitan polinizar 75000 flores, si, no me equivoque, entendi bien, pregunte dos veces… 75000, eso hace que sea carísimo pero a no desesperar, también me enseñaron que con un hilo de azafrán alcanza para una comida.

La chaucha de vainilla, para que sea buena tiene que ser flexible, tiene que poder enrollarse en el dedo, eso significa que tiene todo el aceite dentro todavía, que no se seco. Se usa un pedacito y se guarda el resto de la chaucha. no se usa toda como nos enseñaron en las clases de cocina.

Remedios caseros, naturales, todos sabemos que el jengibre es bueno para el dolor de garganta, lo es muchisimo mas si lo mezclan con pimienta negra y cafe o granos de café molidos . El te verde con un poco de cardamomo es bueno para bajar el colesterol y por último, si tienen insomnio rallen un poquito de nuez moscada y agreguenlo al te o la leche y parece que es santo remedio.

El paseo terminó obviamente en la tienda de especias familiar, como no podía ser de otra manera. Yo por las dudas compre una buena provisión de todo.

Ah… dato importante, las especias después de 3 o 4 años vencen, si bien no hacen mal pierden todas sus propiedades.

Siguiendo con el día en contacto con la naturaleza hicimos una caminata de tres horas por el Parque Nacional Periyar. antes de empezar nos avisaron que era muy raro que viéramos animales, que se camuflan muy bien y que tratan de mantenerse alejados de la gente cuando los perciben.

Al poco rato de entrar, y para sorpresa de todos, vimos una manada de bisontes, no del tipo americano sino de la India. Son animales muy sedentarios que se mueven en familias. Vimos al macho, la hembra y sus crías;nos quedamos mirándolos, en silencio absoluto, ellos ni se enteraron que estábamos ahí, transmitían una comunión con el entorno unica. Después de un rato de mirarlos, uno empezó a caminar tapando el camino por el que teníamos que avanzar.El guia del lugar hacia ruidos extraños para que se moviera, pero no, nada, no había caso. Estuvimos más de diez minutos esperando que nos dejara pasar, pero finalmente tuvimos que dar un rodeo enorme. Ellos mandaban en ese lugar, es su hábitat y son dueños y señores.

Aprendimos de distintas plantas, escuchamos a los pájaros, vimos salir el sol entre los árboles y nos fuimos con la sensación de que habíamos estado de visita, que nos habíamos tomado un respiro de tanta ciudad y tanta cultura y nos habíamos dedicado a sentir, a oler, a escuchar lo natural como pocas veces hacemos.

arañas

A veces se trata de eso, de dar un respiro, de parar, de hablar de otra cosa, de no esperar nada, de estar abierto a lo que pasa, de probar cosas nuevas.

Igual que este posteo, diferente, un respiro, un giro. Mañana vuelvo a lo que me gusta, a la gente, a las historias, a lo que nos sorprende en lo diferente y nos acerca en lo común, pero hoy tenia ganas de probar otra cosa. Un aire nuevo…